Características de la literatura de terror

 

La novela gótica o de terror:

 

La novela gótica o de terror es un género literario relacionado estrechamente con el de terror y subsumido en éste, al punto de que es difícil diferenciar uno del otro. De hecho, no puede decirse que existiera la novela de terror hasta la aparición del terror gótico.

 

Orígen y evolución de la literatura de terror:

 

A partir de la revolución científica, producida durante el Siglo XVIII, este tipo de relatos comienza a centrarse en vertientes desconocidas de la recién descubierta física moderna. La tecnología, sus posibles alcances, la incertidumbre que estos avances generan son la fuente de inspiración en esta época.

Sin embargo, el Siglo XIX, representa el período más prolífico en lo que se refiere a obras breves fantástica y de terror.

En esta etapa, podemos diferenciar dos estilos de cuentos de terror:

a. La “Ghost Story Inglesa”  en estas narraciones el elemento terrorífico principal radica en la presencia de un fantasma. Se trata de relatos derivados de la novela gótica, que conservan su ambiente cerrado y oscuro. Este tipo de historias, si bien resultó muy popular, en muchos casos también resultó el de menos calidad literaria y el de menos originalidad argumental. Los autores más importantes que consiguieron llevarlo hasta las cimas del éxito, fueron J. Sheridan Le Fanu y M. R. James, entre otros.

b. Los cuentos “centrados en el hombre, sus miedos y obsesiones” cuyo máximo exponente Guy de Maupassant, logró como pocos sumergirse en la debilidad de la mente humana, la fragilidad de la racionalidad y las consecuencias de su pérdida.

 Los relatos de Edgar Allan Poe caracterizados por una excepcional calidad de temas tratados, recursos utilizados y obras creadas, constituyen un capítulo aparte dentro del género.

En su obra se conjugan textos que poseen “altas influencias románticas” ya se trate de cuentos en que se narran relaciones amorosas con cierto aspecto tormentoso e incluso terrorífico con otros que se centran en la parte morbosa de la muerte, la corrupción, la putrefacción y relatos que desarrollan sus argumentos de una forma extremadamente atroz y lo alejan de la corriente romántica.

Esta modalidad se encontró  en Inglaterra (alguno sería de otra nacionalidad, como el francés Guy de Maupassant), en las épocas victoriana y eduardiana. Autores como Robert Louis Stevenson, M. R. James, Henry James, Saki (Hector Hugh Munro) y Arthur Machen, entre otros, ejercerían una profunda renovación de estilos, temas y contenidos que, ya en pleno siglo XX, acabaría desembocando en el último autor mayor del género: el norteamericano Howard Phillips Lovecraft (1890-1937). Con él, el género macabro experimentaría nuevamente un giro de 180 grados.

 

 A lo largo del  Siglo XX,  se produjo una verdadera transformación, una escisión.

Por un lado, aquello que en un principio fue el terror llevado a su máxima expresión, sin ningún tipo de intento de explicación lógica ni sobrenatural, dio paso al relato materialista de terror, con narraciones centradas en especies de universos desconocidos y oscuros donde el mal en su estado puro hacía terribles intervenciones en el mundo de los hombres para extender su dominio y apoderarse de todo. En el marco de estos relatos, iniciados por Machen y llevados a la perfección por Lovecraft, surgieron extraños monstruos que habitan en las inhóspitas profundidades del mundo de los hombres y que ejercen poderes malignos mediante brujas y otros personajes demoníacos que corrompen a los hombres.

La última hornada del género de terror cuenta con figuras literariamente controvertidas, la mayoría procedentes del mundo anglosajón, como Stephen King, Ramsey Campbell y Clive Barker, autores de gran número de best-sellers, algunos de los cuales han sido adaptados con éxito al cine. En los últimos años, la producción de este género se ha trasladado, en gran parte, desde el campo de la literatura al de la cinematografía, la historieta, la televisión y los video-juegos, dando origen a un nuevo subgénero de terror, el gore, caracterizado por el fácil recurso a las escenas sangrientas y la casquería barata.

 

Características de la literatura gótica:

  • El autor crea un marco o escenario sobrenatural capaz, muchas veces por sí mismo, de suscitar sentimientos de misterio o terror.
  • En relación con lo anterior, importancia del escenario arquitectónico, que sirve para enriquecer la trama; las sombras y contornos de luz delimitan espacios y recrean sentimientos melancólicos. Recurso, pues, a todo tipo de elemento "oscuro".
  • Exaltación de la relación entre terror y éxtasis.
  • Exaltación de la muerte, la decadencia, los abismos, tinieblas etc...
  • Referencias a la locura, lo irracional, la bestialidad y demás características inhumanas o sobrenaturales.
  • Clara polarización entre el Bien y el Mal, este último a menudo interpretado por un personaje que hará las veces de villano.

El terror moderno es la etapa de la literatura de terror que se desarrolla ya a partir de la primera mitad del siglo XIX por obra de precursores, como el norteamericano Edgar Allan Poe (1809-1849) y el irlandés Joseph Sheridan Le Fanu (1814-1873), cuyas aportaciones, especialmente el llamado terror psicológico, supusieron una profunda transformación de la literatura de terror gótico anterior, de raíces estrictamente románticas, y que, como se ha visto, utilizaba como principal recurso el "susto" y otras técnicas que hoy podrían pasar por anticuadas y rudimentarias.

 

Novela de terror:

La novela de terror, es un subgénero dentro de la novela, que es a su vez un subgénero de la épica o narrativa. Su principal característica y rasgo distintivo es el cultivo del miedo y sus emociones asociadas como principal objetivo literario. La novela de terror es uno de los formatos habituales en los que se presenta hoy en día la nueva literatura de terror gótico.

 

Características generales:

 

La novela de terror, representada muy a menudo por la clásica narrativa de horror sobrenatural de corte anglosajón, incluye elementos propios de la narrativa de ciencia ficción o la novela fantástica, de las que toma figuras sobrenaturales, como las propias del mundo de lo paranormal o la mitología (el vampiro, el hombre lobo, el monstruo y el ser mitológico maligno, el fantasma, el demonio, el zombie, la bruja...). En las obras más modernas se amplían los registros: los extraterrestres, la amenaza nuclear, la manipulación genética, e incluso los riesgos de la contaminación ambiental. De hecho, es frecuente que la fantasía, la ciencia ficción y el terror sean tratadas en conjunto, dentro de lo que se considera ficción especulativa, literatura de género.

En general, el público se siente atraído hacia este tipo de literatura por los característicos estímulos emocionales, insólitos, intensos y raros. En el plano fisiológico este tipo de obras proporciona un aceleramiento cardíaco y respiratorio que por lo general termina en un desahogo final.

Históricamente, el resorte del miedo en la novela de terror se dispara a partir de la irrupción de un elemento maligno sobrenatural en la rutina diaria de uno o varios personajes ordinarios.

 

Autores de cuentos de terror clásicos:                      Obras:

 

H. P. Lovecraft

El color que cayó del cielo, Dagón, La sombra que huyó del chapitel

Edgar Allan Poe

El gato negro, El cuervo, El pozo y el péndulo

Joseph Sheridan Le Fanu

Té verde , El desconocido, Carmilla

Jan Potocki

El manuscrito encontrado en Zaragoza,

Ernest Theodor Wilhelm Hoffmann

Die Elixiere des Teufels, Nachtstücke, Seltsame Leiden eines Theater-Direktors

Maupassant

Les Soirées de Médan, Contes de la bécasse, Les Soeurs Rondoli

 Horace Walpole(novela gótica)

El castillo de Otranto

M. R. James

Historias de fantasmas de un anticuario, Más historias de fantasmas de un anticuario, Un fantasma inconsistente, Corazones perdidos, Historias Sobrenaturales, Cuentos de Fantasmas, Trece historias de fantasmas

Arthur Machen

La pirámide luminosa, La mano roja, Vinum Sabbati, El sello negro,  Gran Dios Pan, El Pueblo Blanco.

 

 

Autores de cuentos de terror modernos:                      Obras:

Anne Rice

 

Las Crónicas Vampíricas, La hora de las brujas (The Witching Hour)

Stephen Edwin King

El misterio de Salem's Lot, El resplandor (The Shining), Cementerio de animales (Pet Sematary)

Robert Lawrence Stine

Cita a Ciegas, La maldición de la momia, La casa del miedo